La anti presentación de quien les charla

Born to be Wild

¡Momento! Creo que me estoy adelanto con este plan loco de querer cambiar el mundo, y ni siquiera me presenté adecuadamente. ¿Quién soy yo para hacerles semejante invitación? Pueden leer mi historia completa acá, pero les hago un resumen para no aburrirlos… Soy consultora, docente y emprendedora, y hace casi 25 años que me dedico a investigar y acompañar procesos de cambio en personas, equipos y organizaciones. Siempre me llevé muy mal con las normas establecidas o la autoridad del momento, y aunque intento no alardear de esta característica personal delante de mis hijos (por razones obvias), llegué a la conclusión que puedo sacarle provecho a mi inconveniente “desobediencia” empujando algunas transformaciones que mejoren el mundo del trabajo.

Esta idea de cuestionar las reglas del mundo laboral empezó hace unos años, cuando me di cuenta que en todas mis conversaciones con alumnos y clientes aparecían una y otra vez las mismas recetas vacías para “optimizar el desempeño”. ¡Ufff! La sola idea de poner toda mi energía, pasión, emoción y entusiasmo a una meta tan poco personal y aséptica me deprimía. ¿Cómo no se iban a desmotivar las personas a las que estaba acompañando si yo misma estaba aburrida? ¿Dónde estaban las grandes causas, la determinación para “hacer la diferencia”, las aventuras compartidas, los fracasos bizarros, las ganas locas de ser mejores, las ansias imparables por el cambio? Supe en aquel momento que algo había que cambiar en el mundo del trabajo.

Lo pensé durante algún tiempo y un día me dije ¿y si arranco un movimiento social para para cambiar el mundo del trabajo?. Empecé tímidamente a compartir esta idea con algunos amigos y colegas cercanos y las reacciones fueron desiguales. Algunos me miraban con preocupación pensando que estaba loca, otros me hablaron con ternura explicándome lo ingenuo de mi propósito, y otros se entusiasmaron con la idea y me ayudaron a darle forma. Con este último grupo hemos creado una pequeña comunidad que se propuso indagar en nuevos modelos de trabajo que incorporen la perspectiva de la sociedad y de las personas en la gestión diaria de los negocios.

Mi movimiento social se llama Romper las Reglas, y estoy decida a cambiar el mundo del trabajo cuestionándolo TODO. Pero sé que no soy la única detrás de este propósito. Es por ello que hago público este cometido con la ilusión de unir fuerzas con otras personas y grupos que estén en su propia búsqueda de transformarlo todo. Además de emprender esta cruzada, también voy a seguir dando clases y acompañando a personas y organizaciones en sus intentos de transformación. Todo lo que vaya descubriendo y aprendiendo en el camino lo iré documentando en este blog. También espero escucharlos y aprender mucho de ustedes en este espacio de rebeldía comunitaria.

Si quieren compartirme lo que saben o aquello que les gustaría cambiar en el mundo del trabajo me pueden escribir acá.

No Comments

Post A Comment